¿Cómo combinar unas zapatillas deportivas de mujer para ir a la oficina con clase y estilo?

En el pasado, vestirse para ir a la oficina se asociaba a la necesidad de llevar zapatos elegantes, la mayoría de las veces no muy cómodos. Las bailarinas o los zapatos de salón clásicos se solían llevar con un traje de color liso. Hoy en día, sin embargo, la mayoría de los empresarios no exigen un código de vestimenta tan rígido, lo que crea las condiciones perfectas para experimentar con la moda. Las modificaciones afectan sobre todo al calzado, para que no sólo resulte atractivo, sino que también garantice la comodidad al llevarlo.

¿Es posible un estilo de negocios deportivo?

Las zapatillas deportivas para mujer se ven cada vez más en la oficina. Gracias a su carácter desenfadado y a su diseño atemporal, son el complemento perfecto tanto para los conjuntos informales como para los algo más formales. Confieren al conjunto un carácter mucho más interesante y hacen que incluso un conjunto de trabajo conservador parezca mucho más moderno. Por supuesto, tienes que encontrar un modelo que se adapte a tus gustos y a tu vestuario. Por eso merece la pena echar un vistazo a la gama de CCC. Esta tienda destaca por su amplísima selección de zapatos de mujer para todas las temporadas. Si decides aprovechar la oferta en línea, te alegrará saber que CCC tiene una política de devolución muy amable en caso de que un par de zapatos en particular no te resulte lo suficientemente cómodo. Si prefiere las compras tradicionales, nada le impide visitar una sala de exposición fija.

¿Cuáles son los mejores colores de zapatos para la oficina?

Si eliges llevar zapatillas deportivas al trabajo, normalmente es mejor evitar los colores o estampados demasiado expresivos. Esto se debe a que este tipo de calzado puede parecer demasiado extravagante. Es mejor optar por colores clásicos, como el negro, el blanco o el azul marino, sin estampados ni adornos adicionales. De este modo, las zapatillas deportivas de mujer no distraerán del resto de tu atuendo, sino que lo complementarán a la perfección. Están pensadas para ser un accesorio más que el elemento principal de un conjunto. También conviene tener en cuenta el código de vestimenta de la empresa, sobre todo si trabajas en contacto directo con los clientes.

El mejor material para los zapatos de oficina

Una persona media pasa 8 horas en el trabajo 5 días a la semana. Por este motivo, merece la pena invertir en calzado cosido con un material que garantice la comodidad y evite rozaduras e incomodidades al caminar. Las zapatillas de piel para mujer merecen una mención especial, ya que no sólo son extremadamente cómodas, sino que además resultan elegantes. La piel natural se caracteriza por una durabilidad impresionante, por lo que un modelo de este tipo puede llevarse incluso durante años, y con un cuidado adecuado y regular se mantendrá casi inalterado. Para los calurosos meses de verano, las zapatillas de tela son la mejor opción: son transpirables y proporcionan un confort total incluso con calor. Además, combinan perfectamente con el estilo informal elegante.

Zapatillas deportivas slip-on: ¿qué tipo de calzado son y se adaptan a la oficina?

Las zapatillas sin cordones no son más que zapatillas deportivas sin cordones. Se ponen y quitan rápidamente y son muy cómodas. Combinan bien con la mayoría de la ropa de verano y no hay nada que impida llevarlas de manera informal sin calcetines, por lo que proporcionan mucha ventilación cuando hace calor. Hay una gran variedad de diseños y tonos, por lo que es fácil encontrar el par perfecto para ti. ¿Son las zapatillas slip-on adecuadas para la oficina? Por supuesto Gracias a su corte sencillo, pueden combinarse incluso con un vestuario más formal. Para no alterar el código de vestimenta, opta por modelos lisos en colores neutros.

ARTÍCULO PATROCINADO


Últimos contenidos en el sitio

La belleza te rodea