Aleksander Gierymski, Widok Paryża

La exposición “Arte antiguo. Siglo XIX, modernismo, periodo de entreguerras” en DESA Unicum

Es una fiesta para los amantes del arte. En el DESA Unicum de Varsovia podrá ver la exposición “Arte antiguo. El siglo XIX, el modernismo, el periodo de entreguerras”. La exposición combina tres importantes aniversarios y presenta obras de los más grandes artistas polacos. Entre otras, obras de Malczewski, Gierymski y Podkowiński.

En abril de 1874, el público parisino vio por primera vez una tendencia innovadora que iba a cambiar el arte europeo para siempre. Los impresionistas querían representar el ritmo acelerado de la vida moderna con pinceladas violentas, pero daban más importancia a la percepción subjetiva del pintor que a una representación realista de la realidad. La popularidad del Impresionismo francés creció en las décadas siguientes, inspirando a artistas de toda Europa. Hasta el 13 de junio, la exposición “Arte antiguo. Siglo XIX, Modernismo, Periodo de Entreguerras” en DESA Unicum es una prueba de que en Polonia esta tendencia también ha ganado algunos representantes destacados.

La exposición ” Sztuka Dawna. XIX wiek, Modernizm, Międzywojnie” exposición

El impresionismo como corriente artística se originó en Francia en la segunda mitad del siglo XIX y al principio no fue bien recibido por el público. Los primeros impresionistas, entre los que se encontraban Monet, Renoir, Degas, Pissarro, Cézanne o Sisley y Morisot, aún no eran etiquetados como tales en aquella época y se enfrentaron a la incomprensión y la exclusión del mundo del arte. La nueva tendencia tardó varios años en entrar en los salones.

El impresionismo llegó a Polonia de la mano de dos destacados artistas: Józef Pankiewicz y Władysław Podkowiński, y aunque duró relativamente poco en nuestro país, no podemos subestimar su influencia en el arte nacional. Muchos pintores polacos no se consideraban impresionistas y hoy no se les califica como sus representantes, pero a menudo crearon bajo la influencia de esta dirección y se inspiraron plenamente en ella en algunas de sus obras.

El Impresionismo francés en la edición polaca

Para los pintores de la época impresionista, las formas modernas de ocio se convirtieron en un tema importante. Los paseos o picnics aparecen en los cuadros de Monet y Renoir, pero también en la obra de Władysław Podkowiński, bautizado póstumamente como artiste maudit (“el artista maldito”). En sus escenas de jardín en la campiña polaca, lejos del bullicio de Varsovia, Podkowiński creó modernas arcadas. Destacaba el ocio despreocupado utilizando en sus cuadros colores alegres y luminosos.

Uno de los avances más importantes del arte polaco durante el modernismo está relacionado con la actividad artística de Władysław Podkowiński, quien, junto con Józef Pankiewicz, creó la vanguardia pictórica en los albores del modernismo, hacia 1890. Los artistas, tras visitar París en 1889, inauguraron una nueva dirección en el arte de Varsovia. Odpoczynek w ogrodzie (Descanso en el jardín) de Podkowiński ,presentado en la exposición DESA Unicum,forma parte de una serie de cuadros que representan vistas de jardines en los que la inspiración de la tendencia francesa es visible a primera vista, afirma Michał Szarek, experto de DESA Unicum.

Jan Gotard, retrato de Władysław Grabski

También encontramos motivos impresionistas en la obra de Aleksander Gierymski, un artista infravalorado en su época, que -incapaz de encontrar un lugar para sí mismo en su Varsovia natal- marchó a París en 1890, donde permaneció los tres años siguientes. Gierymski se preocupó constantemente por las cuestiones de la luz y el color, tema principal de sus obras francesas. La “Vista de París”, presentada en la exposición DESA Unicum, es uno de los paisajes más grandes de este grupo. El cuadro representa la vida urbana a la manera característica de Gierymski, en la que el artista, como transeúnte, registró el ajetreado espacio de una calle parisina como a través del objetivo de una cámara.

Musas de Jacek Malczewski

La última década del siglo XIX estuvo marcada en la pintura polaca por el plein-air y el impresionismo; no hay artista que no sucumbiera al dominio de la luz en esta época. Tanto los pintores considerados expresionistas, como Ferdynand Ruszczyc o Konrad Krzyżanowski, como los simbolistas, entre ellos Jacek Malczewski, conocido como el padre del simbolismo polaco, se inspiraron en la experiencia del movimiento francés. Con motivo del 150 aniversario del nacimiento del artista y del 95 aniversario de su muerte, la exposición del DESA Unicum presenta hasta cuatro obras de Jacek Malczewski. Se trata de una auténtica delicia tanto para los amantes del arte como para los coleccionistas.

Aunque no incluiríamos a Malczewski entre los impresionistas, él tampoco fue indiferente a su influencia. El mundo imaginativo del pintor es una tierra fascinante y mágica llena de las criaturas más extrañas. En sus cuadros, el artista reproduce tanto criaturas buenas, como gentiles pegasi o gráciles sátiros, como demonios depredadores: quimeras, medusas y arpías. La realidad creada por Malczewski es una fusión de acontecimientos de época y miedos que se muestran bajo la máscara de mitos y leyendas. Laexposición en DESA Unicum presenta hasta 4 obras de este destacado artista, incluido un cuadro de gran tamaño titulado “En la fuente de la verdad “”, añade Michał Szarek.

La obra, que mide más de 1,4 metros de alto y casi un metro de ancho, ilustra la extraordinaria riqueza de la imaginación simbólica de Jacek Malczewski. “En la fuente de la verdad” representa a una mujer sentada sobre unas rocas -una diosa mítica- a la que el artista dio los rasgos de Mary Ball, su amante y musa en aquella época. La mujer sostiene en sus manos una jarra de barro, de la que mana un hilo de agua que alimenta un manantial situado en los recovecos rocosos del fondo de la composición. A su vez, un joven fauno sediento saca agua de ella.

Otra obra digna de mención es Paisaje con jinete (Vista del teatro romano de Aspendos), desprovista de los elementos simbólicos tan característicos del artista. La obra fue creada bajo la influencia de un viaje a Asia Menor en 1884, fuente de experiencias, observaciones y vivencias para el artista de treinta años que dieron forma a su posterior periplo pictórico. Fue allí, rodeado de arquitectura antigua y omnipresentes referencias a la mitología griega, donde nacieron en su conciencia artística las figuras de sirenas, medusas, faunos y quimeras que dominaron la obra posterior del destacado simbolista polaco.

Impresionismo, simbolismo y modernismo en la exposición de DESA Unicum

La exposición “Arte antiguo. Siglo XIX, modernismo, periodo de entreguerras” es una exposición transversal que reúne hasta 45 obras de algunos de los pintores más destacados de Polonia. En relación con el aniversario del Impresionismo, que se celebra en todo el mundo, la exposición incluye artistas cuya obra está claramente inspirada en el movimiento francés: Władysław Ślewiński, Julian Fałat, Jan Cybis o Stanisław Żukowski. Otro motivo interesante es el orientalista, representado por los hermanos Adam y Tadeusz Styka y Tadeusz Ajdukiewicz.

La exposición en DESA Unicum “Arte temprano. Siglo XIX, Modernismo, Entreguerras” está abierta al público hasta el 13 de junio. La entrada es gratuita.

Coordinadores de la exposición: Michał Szarek, Julia Słupecka

Exposición “Arte antiguo. Siglo XIX, modernismo, entreguerras”: 24.05-13.06.2024

Subasta: 13.06.2024, 19:00, casa de subastas DESA Unicum, 1A Piękna Street, Varsovia

Todas las obras están disponibles en esta dirección.

fuente: DESA Unicum(www.desa.pl/pl)

Lea también: Arte | Mobiliario | Bauhaus | Datos interesantes | Destacados | whiteMAD en Instagram

Últimos contenidos en el sitio

La belleza te rodea